8 dic. 2008

Dame un silbidito / 1


Hace unos días nos dejó Joan Baptista Humet, a quien, entre otras cosas, le debemos esa triste e inspirada canción titulada “Clara”. Afirmó el músico catalán que la compuso como homenaje a una amiga que cayó en las redes de la droga y no logró superarlo. De inmediato el tema entró a formar parte del imaginario musical de este país; probablemente porque Joan fue compositor sensible y brillante letrista, así como porque el espinoso tema que abordaba caló hondo en la sociedad de los 80. Pero parece indiscutible que también jugó a su favor aquella melodía silbada con la que arrancaba el tema y que todo el mundo se ha atrevido a recrear alguna vez.




Silbar es un recurso tan simple como eficaz en la composición musical. Al contrario del tarareo o el lalaleo el silbido es un lenguaje propiamente dicho, capaz de articular mensajes sencillos y directos. Buena prueba de ello es que en muchas partes del mundo se utilizan como medios de comunicación; no sólo entre animales, como el cisne columbianus o el mosquitero silbador, sino también entre los humanos. Ahí tienen si no el ancestral silbo gomero de las Islas Canarias.

Hay quien silba para piropear, y quien lo hace para manifestar desagrado o desaprobación. Hay silbidos melodiosos que buscan enamorar, y chuflas ruidosas que pretenden humillar. Muchos pueblos indígenas utilizan un amplio repertorio de chiflidos para indicar su posición o definir una estrategia de movimiento; y algún que otro parco en palabras recurre a un único registro, por lo general estridente, que exhibe para llamar al orden o la atención.

The Whistler (Star Wars)Pero aquí solemos hablar de cine y es ahí donde nos interesa llegar en esto del arte del rechiflar. El catálogo de silbidos cinematográficos alcanza a todos los géneros: los vaqueros conduciendo el ganado (western), los espadachines llamando a sus monturas (aventuras), los asesinos delatando su presencia amenazante (terror), el silbato del policía que, entre brumas, descubre el cadáver o se lanza a la captura del delincuente (thriller), la sonora pitada a los rivales -o a los propios- en el estadio o la cancha (drama), el torpe fallando el intento justo cuando toca avisar al colega del peligro (comedia)… Hasta hay un droide de la saga Star Wars que recibe el apodo de “El silbador” (ciencia ficción). De hecho R2D2 se pasó las dos trilogías sacando de quicio a C3PO a base de incomprensibles silbiditos.

La pantalla nos ha brindado ilustres silbadores. Y no me refiero a nuestra musa del destape Silbato Rtosa ni al guaperas de Brad Piiiitt. Entre los auténticos maestros destaca el sátiro Harpo y sus juegos de adivinanzas surrealistas con Chico. Otro mudo silbante fue el inolvidable Nick Cravat, inseparable compañero de Burt Lancaster en “El temible burlón” o “El halcón y la flecha”. De Charles Chaplin se cuenta que componía las partituras de sus films silbándole las melodías al maestro David Raksin, quien se encargaba después de transcribirlas al pentagrama y orquestarlas.

Tres ilustres silbadores: Nick Cravat, Harpo Marx y Luis Aguilé que cantaba aquello de 'El alegre silbador'
Hace diez años, el director cubano Fernando Pérez nos contó que “La vida es silbar”. Y diez son las películas cuyos silbidos comentaremos en el próximo artículo, que completa a éste. Una especie de Top Ten de los rechiflos más populares de la historia del cine y la televisión. Por falta de espacio no comentaremos otros títulos míticos, como el western crepuscular Silbarado, el musical de los Sex Pistols Dios silba a la Reina, el thriller SilBaton Rouge, la comedia El profesor chiflador, el film de aventuras La gran aventura de Silbad, el marino y la teeneserie de los 90 Silbados por la campana.

CONTINÚA EN: Dame un silbidito / 2

(!)

19 perplejos apuntes:

El Ratón Tintero dijo...

Después de leer este post me ha parecido escuchar a mi hermano mayor silbando la banda sonora de “El bueno, el malo y el feo”.
Se compró el single y yo creo que gastó el vinilo de tanto ponerlo :-)

(!) hombre perplejo dijo...

Esa es una de las elegidas. La número nueve concretamente. Grande Morricone! Por cierto... ¿quién era cada cuál? ;D

El Ratón Tintero dijo...

The Good: Clint Eastwood
The Bad: Aldo Giuffre
The Ugly: Lee Van Cleef
Correct??? :-)

Josito dijo...

En una película, decía el protagonista: cuando quieras que aparezca, simplemente silba, ¿ cuál era ?

El Ratón Tintero dijo...

¿no lo decía la Bacall a Bogart???
que nos corrija el Señor Perplejo :-P

PAKI dijo...

ME GUSTA EL TITULO DE TU BLOG Y ME GUSTA EL CINE. VOLVERE POR AQUI.

Elaine Holmes dijo...

Si me necesitas, silba. Sabes silbar, ¿no? Es fácil, sólo tienes que juntar los labios..., dijo una Vivian de 18 años al (perplejísimo) detective Philip Marlowe. =) En "El sueño eterno".

Siento haber destripado una de las grandes del próximo post, pero no me he podido resistir una vez sacado el tema. *.*

(!) hombre perplejo dijo...

Ratona: ¿Y dónde dejas a Eli Wallach?

Hermes Arginofonte dijo...

¿Y el silbido que usan constantemente en la trágica West Side Story? ¿O el tétrico silbido de Elle Driver, la tuera de Kill Bill?

(!) hombre perplejo dijo...

Josito: "Tener y no Tener" (To have and have not, 1944), dirigida por Howard Hawks. Es un diálogo escrito por William Faulkner basándose en la novela de Ernest Hemingway. Se lo dice Slim (Bacall) a Steve (Bogart), quien se enamoró de ella (de Slim y de Bacall respectivamente). La traducción literal sería: No tienes que hacer nada más. Bueno, puede que tan sólo silbar. Sabes silbar, ¿verdad, Steve?... aunque toda la escena no tiene desperdicio, como comprobaréis mañana. Un poquito de paciencia...

(!) hombre perplejo dijo...

Elaine, Elaine...: Son los riesgos que corro al publicar un artículo en dos partes. Pero tampoco se trata de vacilar de lo que se sabe sino de dar pie a los amigos a participar. Así que gracias por tu aportación... aunque no has dado ni una... jeje ;D

(!) hombre perplejo dijo...

Hermes: Eso, eso... Seguid destripándome tantas horas de currelo para lo de mañana. ;D

(!) hombre perplejo dijo...

PAKI: Si yo fuera tú volvería por aquí... cuantas más veces, mejor. :)

Hermes Arginofonte dijo...

Me callo algún que otro silbido que tengo por ahí guardado, entonces...y esperando que me sorprendas con muchos otros.

(!) hombre perplejo dijo...

Hermes: Se hará lo que se pueda. Y donde no llegue, bienvenidas las aportaciones para hacer un anexo. Como decía mi abuela: "¡Aquí no se tira nada!" ;) (!)

Elaine Holmes dijo...

¿Como que no he dado ni una? xD ¡Eso dímelo cuando encuentres el tesoro pirata!

(!) hombre perplejo dijo...

JAJAJA... De acuerdo. Me he ganado mi propia "pitada".

Elaine Holmes dijo...

Dios santo, tenías razón, me he equivocado de película y en todo lo demás. O.o

Me retiro a un rincón oscuro por unos días, hasta que se recupere mi condolido orgullo.

(!) hombre perplejo dijo...

Eliane: Ja,ja... Nada de retirarse. Un lapsus lo tiene hasta el más pintado. Además: "El sueño eterno" es mejor que "Tener...", aunque ninguna como "La senda tenebrosa". Mismo género, misma fotografía, mismo reparto... Es fácil confundirse. No intentes esconderte que te encontraré, aunque sea "debajo de un bonito sombrero"... Regresa... y comenta en los otros capítulos del monográfico, que todos se los lleva éste. Sabes comentar, ¿verdad, Eliane? Sólo hay que juntar las manos y... teclear..." (!)