16 abr. 2008

OT: Nominaciones Gala 01


Se han rajado.

Los profesores no se han atrevido a hacer lo que debían: expulsar a la concursante que ha protagonizado la actuación más patética de la historia de OT (Esther). No sólo por su pésima interpretación del tema, sino porque, a juicio de los propios maestros, es una chica que no escucha y no sabe corregir, luego es una mala alumna y, por tanto, sería razón suficiente para hacer cumplir la consigna con la que nos han machacado en esta edición: “los malos alumnos serán automáticamente expulsados”.

Ya tenemos nueva Idaria, pero esta vez sin la ayuda del público; o lo que es lo mismo: gratis. No ha hecho falta que un pueblo dilapide la mitad del presupuesto municipal enviando mensajes sms para salvarla. Sus compañeros –esas solidarias criaturas- la han rescatado del lugar que le correspondía en justicia y sin paliativos: el cadalso de la nominación.

Estos chicos, o son muy cándidos o muy listos. Si Esther es tan infame como ha demostrado hoy les conviene que siga en la Academia, porque así una nominación de la próxima gala ya está garantizada. Esta es la lectura maquiavélica del asunto, pero no veo yo a estos jovencitos llegando tan lejos en sus pensamientos. Mejor es suponer que les ha dado pena la tal Esther porque el Jurado (representado por el temible Risto Mejido) y el claustro la han puesto de vuelta y media. Pobrecita. Sí, pobrecita pero salvada. Y en su lugar ahora hay dos chavales que, aunque no lo han bordado, lo han hecho mucho mejor que ella y uno de los dos dejará la Academia sí o sí dentro de una semana.

Todo concurso es injusto; pero lo que ha pasado esta noche es ofensivo. Es de esperar que mañana, al despertar, los chicos y chicas que han salvado a Esther se den cuenta del despropósito y del agravio que han causado por querer ir de majetes.

(!)


0 perplejos apuntes: