13 ago. 2010

El invento del verano


Si existen la canción del verano, el posado del verano y el culebrón del verano, ¿por qué no el invento del verano? España ha sido siempre pionera en investigación y desarrollo; sobre todo en el desarrollo de planes que perjudicasen la investigación…

Me imagino el día soleado y caluroso cuando un tipo sorprendió a los bañistas instalando en la ardiente arena de la playa la primera sombrilla de la historia. Fue, sin duda, el invento de aquel verano. Aunque Tip y Coll dirían aquello de que «según los franceses, el invento del parasol se debe a Monsieur Sombrillé», parece ser que la cosa viene de bastante más atrás, unos cuatro mil años, y tiene su origen en la civilización china. De ahí que aún hoy las tiendas “de chinos” hagan su agosto vendiendo sombrillas.


Recuerdo aquel estío en que salió a la venta el primer mando a distancia, ese invento del diablo que aborrecen las cadenas de televisión y que nos ha proporcionado libertad de elección y el índice más alto de sedentarismo de las últimas décadas. Paulatinamente han ido incorporando nuevas funciones, como la interactividad y el control parental. El discriminador de calidad es ya posible técnicamente, pero su implantación sigue siendo frenada por poderosos lobbies que temen que los televisores permaneciesen apagados durante semanas.

Recientemente he descubierto las virtudes de un dispositivo que, enchufado a la red eléctrica, emite ondas en una frecuencia que expulsa a insectos y pequeños roedores de la vivienda. Es silencioso, automático y efectivo. Me pregunto si alguien habrá patentado algo similar para deshacerse de las visitas inoportunas y los familiares molestos que no ven la hora de marcharse.


El que apunta a llevarse el premio al invento de este verano es el SACTA (Sistema Automatizado para el Control del Tráfico Aéreo). Parece ser la solución tecnológica que habrá de erradicar los oportunistas chantajes de esa clase de altos vuelos que responde al inquietante apelativo de “controladores”. Fomento implantará este dispositivo porque, según parece, el país está de los controladores “sacta los mismísimos”. Lástima que todavía no hayan patentado el sustituto tecnológico de los periodistas. Hasta entonces habremos de seguir padeciendo durante el periodo estival a los becarios.

Si te ha gustado este contenido y/o el blog...
votar

    2 perplejos apuntes:

    La Guionista Reflexiva dijo...

    Respecto a deshacerte de parientes y visitas pesadas puedo darte un consejo: Haz que se sienten cerca del dispositivo que aleja a insectos y roedores y les provocará una jaqueca (a las visitas, a los insectos y roedores no sé)que hará que se marchen rápido cuando te pidan un analgésico y te niegues a dárselo.
    Un saludo.

    (!) hombre perplejo dijo...

    Guionista: Tomo nota. Y gracias por tu defensa del Western. Ningún film de "autor europeo de culto" me ha fascinado(y enseñado) tanto como "El hombre que mató a Liberty Valance".. Perplejos Saludos !)