20 dic. 2008

¿Suerte?


Ando estos días con la bruja tras la oreja. No soy afín a sortilegios y hechicerías, salvo que se trate de un número del Màgic Andreu; pero la cruzada navideña de los loteros de “La Bruixa d’or” no me deja indiferente. No veía semejante despliegue promocional desde la cansina campaña de “Kun-Fu Panda” en verano.

Han echado la casa –aunque sería más propio decir los décimos- por la ventana. Ya avisaron que iban a extender su fama de “repartemillones” a las nuevas tecnologías. Y lo han hecho. Se anuncian en diarios y revistas, en radios y televisiones: su director, Xavier Gabriel, tiene blog propio y se pasea por los platós regalando participaciones y promocionando su libro Las 13 claves de la suerte. Pero su “apuesta” fuerte ha sido Internet: portal, fundación, canal propio en youtube, aplicaciones para móviles... Y para coronarlo un acuerdo comercial con Live Search de MSN que, independientemente de cuáles sean las cifras, no tiene parangón. Millones de impactos diarios de un banner que invita a regalar lotería de la famosa administración de Sort son una barbaridad. Se mire como se mire.

Este año no hay calvo en los spots, aunque sí un orondo Papa Noél omnipresente en la parrilla publicitaria. Desde luego, la originalidad –como la horchata o el bronceador- brilla por su ausencia en Navidad. En cambio, a la espera del nuevo film de Harry Potter, la cuota de magia la copa esta bruixa de Sort -con lote de merchadising propio- que nos pide encomendarnos a su providencia con un explícito slogan: “Busca la suerte”. En tiempos de crisis la inercia humana (y al mismo tiempo deshumanizadora) es invertir en lotería; y habida cuenta de su historial de éxitos, comprar lotería en esta administración (casi) garantiza encontrar esa suerte. ¿Oportunidad u oportunismo?


Que yo sepa, la lotería sigue siendo un juego de azar, una apuesta que se basa en la improbable probabilidad de poseer una combinación concreta entre un millón. Aumentar la cantidad de números con los que se opta al premio incrementa la posibilidad de acierto. ¿No reside precisamente en esto la publicitada buena estrella de la administración afortunada? Atender a una demanda en aumento exponencial implica acaparar mayor cantidad de números ofertados, lo que garantiza en términos absolutos que Sort volverá a repartir los premios mayores. Pero no nos engañemos. Eso ya no es suerte; se llama estadística.

14 perplejos apuntes:

El extraño desconocido dijo...

A este paso dentro de unos años serán el único establecimiento que venda lotería. Entonces también podrán decir con razón que siempre reparten todos los premios, jeje. Y siempre habrá gente que compre allí pensando que así es mucho más fácil que les toque.

En fin...

Euralia Alcancía dijo...

Yo no compro lotería de ningún tipo, pero en diciembre hago una excepción: no sólo no rechazo comprarla, sino que busco con antelación una participación del colegio de mi hija y una del trabajo de mi marido. No es por el dinero... es decir, evidentemente es por el dinero, PERO también porque creo que no soportaría las miradas de condescendencia y los cuchicheos de los conocidos y colegas al vernos pasar si llegara a tocar el Gordo en nuestro entorno "mira, pobres, esos no compraron papeletas..."

En fin, que aunque sé que invertir en lotería es casi tirar el dinero a la basura, con 3 euros por participación me compro un seguro antilástima ajena. No me parece caro, la verdad.

G. K. Dexter dijo...

Personalmente yo he tomado la decisión de no hacer ninguna clase de planes a partir del próximo martes (inclusive). Quizás me una a las fuerzas de la Francia Libre en Brazzaville..., por poner un ejemplo no menos hipotético, je.

Un saludo cinéfilo.
Seguimos leyéndonos.

Valiente Leyre dijo...

Me ha encantado tu blog, pero como no me puedo hacer seguidora porque no tienes esa función, seguro que con mi cabeza se me olvida volver a entrar :(

Soldado Raso dijo...

Creo que no ha tocado ningún premio para los de "la bruja"... Y, en cierta manera, me alegra.

Aprovecho el comentario para sacarme y resacarme los posibles sombreros que llevo ante este "monstruoso (SA)" trabajo desarrollado en tu blog. Hasta me da cierto apuro comentar... nivelazo. ¡Felicidades!

(!) hombre perplejo dijo...

Extraño: Yo de ellos me montaba un negocio mucho más rentable, como una heladería que sirva churros con chocolate en Alaska, o algo así... Feliz Navidad !)

(!) hombre perplejo dijo...

Euralia: Con ese seguro antilástima del que hablas también cuentan los loteros y quien en última instancia les inspira: nada menos que el Estado, y con el fin de incitarnos a subirnos al carro. En cualquier caso Feliz Navidad !)

Ese dijo...

La probabilidad de que me toque a mí va a ser la misma. Y si encima no compro decimos como en los últimos años, creo que la probabilidad va a ser todavía menor.

(!) hombre perplejo dijo...

G.K.Dexter: Si al final acabas animándote dale recuerdos a R&R,que a estas alturas ya debe haberse quitado las alzas que llevaba en Casablanca... Feliz Nvidad !)

(!) hombre perplejo dijo...

Valiente Leyre: por sugerencia tuya incluyo a partir de hoy esta opción. Y no te preocupes: ya iré a perseguirte si no apareces... Feliz Navidad !)

(!) hombre perplejo dijo...

Soldado Raso: De ti espero que -para ser fiel a tu apodo- arrases en los comentarios. Gracias por los cumplidos y Feliz Navidad !)

(!) hombre perplejo dijo...

Ese: eso no es probabilidad, es certeza. Feliz y enviñetada Navidad !)

David C. dijo...

yo no juego la lotería desde hace muchisimos años.

(!) hombre perplejo dijo...

Davic C.: Así seguro que no ganas... pero tampoco pierdes, que es lo que cuenta ¿no? Felices fiestas para usar el cerebro !)