10 jun. 2008

Cine y Transporte


La huelga de transportistas tiene en jaque al Gobierno y asustados a los ciudadanos. El colectivo de camioneros y repartidores de mercancías es sabedor de su fuerza y no parecen dispuestos a bajar la guardia si no baja antes el precio del gasoil.


El cine entiende de movilizaciones corporativistas del sector. Sam Peckinpah filmó en “Convoy” la historia de Rubber Duck (Kris Kristofferson), líder de una espectacular caravana de vehículos pesados que serpentea el Suroeste de Estados Unidos. En aquella ocasión no era el precio del combustible el origen de la protesta sino la corrupción policial y política de la que eran víctimas los camioneros. Duck estaba resuelto a llegar hasta el final, sobre todo gracias al apoyo “moral” de Ali MacGraw.

Otro transportista que subleva a los suyos contra la injusticia es Johhny Kovak, versión ficcionada del líder sindical Jimmy Hoffa, que interpretó Sylvester Stallone en “F.I.S.T.”.

Enfrentados a la autoridad, pero por motivos menos loables, atravesaban las carreteras a toda velocidad el bandido y el hombre de nieve, aquí conocidos simplemente como “Los caraduras”. El sheriff “Smokey” (Jackie Gleason) intenta darles caza para interceptar sus mercancías de contrabando (cerveza, un elefante…), pero el astuto Burt Reynolds consigue darle esquinazo una y otra vez… y además se liga a la futura nuera del policía: la pizpireta (y jovencísima) Sally Field.

Pese a sus escaramuzas con la ley, los camioneros suelen caer bastante simpáticos en la pantalla. El mismísimo Henry Fonda, lejos de su imagen de venerable prejubilado, se la juega robando un vehículo de 18 ruedas para ayudar a un grupo de personas a cruzar la frontera en “El gran Smokey Roadbloc”. En su caso, como en el de los ya citados, también hay una mujer; concretamente Susan Sarandon. No todos necesitan a la chica a su lado, pero suele gustarles ir bien acompañados. Recordemos las famosas series de televisión “Los camioneros” o “En ruta”. También los hay taciturnos e individualistas, como el Lincon Hawk de “Yo el halcón”, o que viajan en grupo y en vez de carreteras surcan el espacio sideral, como Ripley y sus colegas en “Alien, el octavo camionero"... Perdón: "pasajero”. Hablaremos de algunos de ellos en “Yo, para ser feliz, quiero un camión”.

En algunos casos son tipos corrientes que se ven obligados por las circunstancias adversas a “cruzar la línea” (y no precisamente la continua de la carretera). Unos luchan por recuperar su estatus (Patrick Swayze en “Black Dog”, Humphrey Bogart en “La pasión ciega”) y otros se dejan llevar por el odio y la sed de venganza (Jan-Michael Vincent en “Infierno en la carretera”).

Claro que no puede faltar el reverso de la moneda. Y si no que se lo digan a Dennis Weaver en “El diablo sobre ruedas”. Cuando a un transportista se le cruzan los cables la persecución puede ser implacable, terrorífica, mortal. De ello dan fe unos cuantos títulos del género road-panic-movie. Daremos un repaso a los truckers psicópatas y sus vehículos homicidas en “¡Corre, corre, que te pillo!”.

Título emblemático de la historia del cine es “El salario del miedo”, el film negro, negrísimo, de Henri-Georges Clouzot sobre la misión suicida de unos conductores que deben transportar nitroglicerina. La trágica odisea de Yves Montand ha sido reformulada varias veces (“Sorcerer”, “Violent Road”, “Palmers Pick-up”, “Time Bomb”…), así que e dedicaremos un capítulo especial: “Carga maldita”.


Para quedarnos con buen sabor de boca reseñaremos una nutrida nómina de transportistas (de mercancías y personas) por Tierra (“La diligencia”, “Mad Max II”, “El coche fantástico”…), Mar (“Tener y no tener”, “Amistad”, “La reina de África”…) y Aire (“Air America”, “Seis días siete noches”, “El regreso de la Momia”…). Con algunas referencias al hielo: “Ice Trukers”, “Bajo cero”, “Balto”…) y al espacio (“Space Truckers”, “Naves silenciosas”, “Alien”…)

Y una película que abarca a las tres, con ese paquete de FedEx que viaja en avión, balsa, barco, coche y a pie… bajo el brazo del transportista integral: Tom Hanks en “Naúfrago”.

CINE Y TRANSPORTE
“Yo para ser feliz quiero un camión”
“¡Corre, corre, que te pillo!”
“Carga maldita”
“Por Tierra, Mar y Aire…”
“Mujer al volante...” (capítulo apócrifo)

(!)

4 perplejos apuntes:

Small Blue Thing dijo...

Se le ha olvidado a usté Space Truckers, don Perplejo.

Esa erección hidráulica siempre tendrá un sitio en nuestros corazones.

hombreperplejo dijo...

Me incomoda corregirle, pero la tiene usté citada en el penúltimo párrafo, como parte del capítulo "Por Tierra, Mar y Aire..." que incluye el espacio sideral...

En cualquier caso, sean bienvenidas todas las aportaciones. Uno no es una base de datos, pero me gustaría hacerlo lo más completito posible. Anímese, blue!

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.