22 nov. 2007

Adiós, Querido Maestro



Don Gregorio

La lengua de las mariposas


La lengua de la mariposa es una trompa enroscada como un resorte de reloj. Si hay una flor que la atrae, la desenrolla y la mete en el cáliz para chupar. Cuando lleváis el dedo humedecido a un tarro de azúcar, ¿a que sienten ya el dulce en la boca como si la yema fuera la punta de la lengua? Pues así es la lengua de la mariposa...

Y entonces todos teníamos envidia de las mariposas... Qué maravilla. Ir por el mundo volando, con esos trajes de fiesta, y parar en flores como tabernas con barriles llenos de jarabe.


─ Cuando uno se muere... ¿Se muere o no se muere?
─ ¿En su casa qué dicen?
─ Mi madre dice que los buenos van al cielo y los malos al infierno.
─ ¿Y su padre?
─ Mi padre dice que de haber Juicio Final los ricos irían con sus abogados, pero a mi madre no le hace gracia.
─ ¿Y usted qué piensa?
─ Yo tengo miedo...
─ ¿Es usted capaz de guardar un secreto?
─ (Moncho asiente)
─ Pues, en secreto: Ese infierno del mas allá no existe... El odio, la crueldad... Eso es el infierno... A veces, el infierno, somos nosotros mismos...

0 perplejos apuntes: