16 ago. 2007

40 años del "Sgt. Pepper" (1967-2007)



Fue el primer LP que compré con mi propio dinero. Recuerdo el enclave exacto de la tienda de discos: en la calle Mesones de Granada, frente a los almacenes Woolworth, junto a la Plaza Bibarambla. Aún mantengo viva la memoria de aquella jubilosa tarde: la excitación que sentía, mi mano acariciando las monedas que llevaba en el bolsillo, mis ojos escrutando los vinilos apilados, el olor de la acera mojada por la lluvia…

Estaba decidido a adquirir “uno de los Beatles”, a los que acababa de descubrir esa semana probando aleatoriamente los vinilos de mi padre en el viejo tocadiscos. Mientras preparaba una redacción para el colegio iba devorando su colección sin el menor rigor musical, mezclando Simon & Garfunkel con Helmut Zacharias. Lo importante es que cantasen en inglés, porque si lo hacían castellano me desconcentraba. Le llegó el turno a un LP protegido con una funda de plástico. Se lo había regalado a mi padre uno de sus alumnos aventajados y tenía hasta una dedicatoria manuscrita. Lo coloqué en el plato giratorio, cambié la velocidad de 45 a 33 revoluciones, tiré hacía atrás del cabezal para arrancar el motor y apoyé suavemente la aguja en el borde del plástico negro…

En cuanto sonó el primer acorde de No Reply ocurrió lo inesperado...



Me resultó imposible seguir concentrado… ¡aunque cantasen en inglés! El impacto fue espectacular. De pronto, en algún momento de los últimos diez segundos, me había hecho mayor. Había descubierto a los Beatles, lo cual era como decir que había descubierto la Música.

Cuando mi padre regresó a casa, le agarré por el brazo y lo arrastré hasta el tocata. Quería compartir con él mi descubrimiento, ¡que escuchara a esos tíos! Mi padre me sonrió condescendiente. Obviamente, llevaba años escuchándolos, y le gustaban, le gustaban mucho. ¡Y yo, ingenuo de mí, estaba tan excitado que quería descubrírselos ahora!...

Pronto iba a ser mi cumpleaños, así que papá me animó a invertir los cuartos que me habían enviado las abuelas en iniciar mi propia discoteca. Como (casi) siempre, seguí su sabio consejo… Y elegí bien. La experiencia de estrenar el Sgt. Peppers’s Lonely Hearts Club Band fue imperecedera. Y seguirá viva en mí hasta...




El disco me costó 240 Ptas. e inauguró una venerada colección que aún conservo, incluido el “Beatles For Sale”, que siempre me he negado a devolver, a pesar de estar dedicado.




Juega a adivinar quién es quién en la cubierta... y atención al "infiltrado".

Echa un vistazo a los plagios de la portada original



No te pierdas el trailer de la película que hicieron con Peter Frampton, los Bee Gees, Aerosmith, Alice Cooper, Earth Wind & Fire y ¿Steve Martin???... ¡Vaya cóctel! Así salió lo que salió...








GUÍA PARA NAVEGANTES NEÓFITOS. Averigua qué es lo que ofrece este blog.

TOP POST. Echa un vistazo a lo más destacado de los últimos días.

ACTUALIZACIONES. Revisa antiguos artículos a los que he añadido nuevos contenidos y elementos interactivos.

COMENTARIOS. Espero los tuyos. ¡Participa y ayúdame a convertir este lugar en uno de tus favoritos!

¡ESCRÍBEME! Cualquier excusa es buena para establecer contacto.


2 perplejos apuntes:

Mercè dijo...

Donç és curiós la força que tenen certes músiques dins la nostra memòria i dins de la nostra petita història.Quan les tornes a escoltar... uffff, D'alguna manera formen part de la nostra vida més del que ens pensem.Jo recordo en especial carinyo"still crazy after all these years" de Paul Simon per cert versionada ara
per Brad Mehldau trio. Genial!!!!

hombreperplejo dijo...

En mi caso, de hecho, hay una canción así para casi cada acontecimiento relevante de mi biografía. El día que me pasen el vídeo de la historia de mi vida voy a disfrutar de lo lindo con esa selecta, ecléctica y exclusiva banda sonora.