15 nov. 2010

Hay que admirar a B

Se les ha conocido como "las tres B del cine español": Buñuel, Berlanga y Bardem. Tuve oportunidad de ver "Calle Mayor" sentado codo con codo con el mismísimo Juan Antonio Bardem, quien nos hizo una master class sobre el trabajo de guión en su película durante un verano de cine en la Universidad de Valladolid. También tuve el privilegio de disfrutar del maestro Jean-Claude Carrière (el inseparable colaborador de Buñuel) como profesor en el Máster de Guión de la UAB. Pero jamás pude conocer a Berlanga, salvo lo que de él quiso mostrarme en sus películas. Y fue lo bastante como para concluir que era el mejor de los tres. No sólo por su talento como cineasta, sino por haber sido capaz de hacer lo que hizo y decir lo dijo en el contexto opresivo (ergo estimulante creativamente) en el que se movió. No me consta que las nuevas generaciones de cineastas nacionales se acerquen, ni por asomo, a esta capacidad de diseccionar la sociedad que les ha tocado vivir y posicionarse respecto a ella. Parafraseando a Robert DeNiro: "Berlanga tú eras Bueno, muy Bueno"...

Luis García Berlanga In Memoriam
(1921-2010)


Si te ha gustado este contenido y/o el blog...
votar

    3 perplejos apuntes:

    La Guionista Reflexiva dijo...

    Yo también tuve el privilegio de conversar con Bardem dos o tres años antes de su muerte. Seguía con la ilusión de un principiante: en aquellos momentos planeaba hacer una secuela de Calle Mayor con los mismos personajes y los mismos actores (los que aún vivían, claro). Me hubiera gustado poder hablar del mismo modo con Buñuel y Berlanga porque los tres eran y siguen siendo lo mejor que ha dado España al cine (sin olvidar al guionista Rafael Azcona).
    Qué conversaciones tan interesantes tendrán estos cuatro cineastas donde quiera que se encuentren...

    Descansen en paz.

    El Ratón Tintero. dijo...

    ¿Qué encerrará la arqueta 1.034 en la caja de seguridad de la Caja de las Letras del Instituto Cervantes?
    Habrá que esperar al año 2021; el que pueda.

    serreina dijo...

    Una lástima uno de los grandes nos ha dejado. Por lo menos lo ha hecho en paz, cosigo, y con todo el mundo.

    Saludos