5 nov. 2009

Sitges 09: De los vivos y de los muertos

A escasos quinientos metros del Auditorio del Festival de Sitges está el cementerio del pueblo. Sobre el arco de su entrada puede leerse la inscripción “Los muertos resucitarán”, que en clave bíblica para los creyentes equivale a juicio y esperanza, pero en el contexto de un certamen de cine fantástico suena a amenaza y a guiño al subgénero de zombies.

No creo que la leyenda del camposanto forme parte de la estrategia publicitaria del Festival, si bien es cierto que por allí delante pasa la “Zombie Walk”, una marcha popular donde los participantes van caracterizados como muertos vivientes que tiene mucho de festiva y no menos de simbólica.

Ha sido una edición repleta de películas a tono: “[REC] 2” el primer día, “Zombieland” el último; y entre medio un amplio surtido de propuestas, del survival puro a la comedia gore hilarante, con sugestivas bifurcaciones al canibalismo, de inquietante sentido metafórico, y, para acabar de rematarlo (es un decir), el estreno del documental “¡Viva la Muerte! Autopsia del cine fantástico español”.

Destacaría una comedia disparatada y un drama psicológico, cuya singularidad es abordar la historia desde el punto de vista de los no-vivos.

“Wasting Away” presenta a un grupo de amiguetes que ignoran que se han convertido en zombies. El concepto “consumirse” al que alude el título guarda un certero y revertido vínculo con “Dorian Gray” (también proyectada en la Sección Oficial), el clásico de Wilde sobre el mito de la putrefacción del alma.

En “Colin” un joven vaga errante por las calles de su lívida ciudad reinterpretando, a la luz de su nueva condición de muerto viviente, la brutal y atroz realidad, donde los aún vivos son los malvados, los sanguinarios, los no-humanos. Interesantísimas reflexiones, con múltiples lecturas; todas ellas de salvaje contemporaneidad. Cuesta poco identificar en ellas a sujetos y comportamientos que salen a diario en los medios de comunicación.

¿Será por esto que el fenómeno zombie se ha extendido como un virus a la televisión, Internet, el cómic, los videojuegos y la ficción literaria? ¿Moda pasajera o perverso retrato de una sociedad cada día más zombieficada?

Continuará…

Si te ha gustado este contenido y/o el blog...
votar

    7 perplejos apuntes:

    serreina dijo...

    Genial entrada, aunque debo decir, que a mi me apasiona el cine de Zombies.

    Saludos

    Trepamuros dijo...

    Aunque no tiene nada que ver con el post, te dejo aquí un parecido razonable entre dos pósters promocionales de sendas películas, The boat that rocked y Ready or not.

    http://i39.tinypic.com/azi42h.jpg

    http://www.lashorasperdidas.com/wp-content/uploads/2008/12/radio-encubierta-poster.jpg

    Un saludo.

    Patty di Fussa dijo...

    Es curioso, a veces me he tropezado con gente que parece más muerta que viva, auténticos zombies. A mi el género no me gusta nada... lo siento.

    Un abrazo

    Patty di Fussa dijo...

    Por cierto, esa sonrisa de ahí en el sidebar es inconfundible, y la foto completa aún mejor, soy incondicional del muchacho.

    Besos!
    Gracias por la riqueza del blog!!

    (!) hombre perplejo dijo...

    Serreina: A mí me empezó a interesar a partir de "Amanecer de los muertos" de Zack Snyder, aunque confieso que me cuesta verlas !)

    (!) hombre perplejo dijo...

    Trepamuros: Gracias por tu propuesta de posturitas, que arrancaremos pronto, esperando que entre todos logremos unos cuantos carteles perplagios... !)

    (!) hombre perplejo dijo...

    Patty: Reconozco que es un género difícil; pero estoy descubriendo algunas cosas interesantes que iré compartiendo; entre ellas, esa tu alusión a "los otros zombies" es de lo más sugerente !)