11 oct. 2008

Sitges'08

Lo achaco a la mala suerte.
O quizá no.

Uno no da abasto para todo y ha de elegir. En la selección se arriesga e interviene el azar. Extrapolar es desmesurado, ignorar el dato incongruente. El Festival da sus últimos coletazos y tras un puñado de películas visionadas sólo puedo llegar -de momento- a una conclusión, que en esencia es un interrogante: ¿Qué vieron los que invirtieron pasta en ellas para animarse a producirlas?

No es una alusión al criterio de selección del Festival (en todo caso al mío propio sobre la amplia oferta existente). Tampoco es una crítica a las películas en sí, que puede que gusten a ciertos públicos e incluso generen un buen negocio. He visto buenas fotografías, partituras, interpretaciones, diseños de producción, efectos especiales, trailers, carteles... Mi decepción se localiza en los guiones y mi admiración en la incógnita de cómo pasaron la criba.

2 perplejos apuntes:

Paginagris dijo...

Buenos comantarios, es notable cómo la habilidad técnica desplaza en muchos casos a los buenos guiones, soy dramaturgo y sé de qué hablas

hombreperplejo dijo...

En algunos de estos casos que cito, las habilidades técnicas maquillan guiones mediocres... Bienvenido, paginagris, y gracias por participar en esta aventura.