3 oct. 2007

Cine y cabinas telefónicas


NOTA: Este artículo es continuación de Cabinas de película.


Superman
Guión de Mario Puzo y otros.

La preferencia de Clark Kent (Christopher Reeve) por las cabinas telefónicas como improvisados vestuarios sirve en bandeja a los guionistas de este clásico un fantástico gag: Lois Lane está en peligro, suspendida en el vacío. Clark busca una aliada para transformarse en Superman pero se topa con la modernidad: una mampara abierta.





Última llamada
Guión de Larry Cohen.

Nadie como José Luis López Vázquez sufrió tanto en el interior de una cabina... Salvo Stu Shepard (Colin Farrell), en permanente conversación con el francotirador que lo tiene en su punto de mira. Su angustiosa experiencia determinará el resto de su vida y el de las personas que se congregan para verlo atrapado en su ratonera de cristal.





Matrix
Guión de Andy Wachowski y Larry Wachowski.

Puede que no sean tan cómodas como la cama de “La bruja novata”, pero las cabinas telefónicas han sido utilizadas como vehículo para desplazarse: en el tiempo (“El alucinante viaje de Bill y Ted”) y entre dimensiones o mundos paralelos (“Matrix”). Curiosamente, en ambas le tocó viajar a Keanu Reeves.





El Crack
Guión de José Luis Garci.

El detective Germán Areta (Alfredo Landa) recoge a la hija de su novia en el colegio y la deja en el interior de su coche mientras hace una llamada. Desde su mirador acristalado saluda a la niña y... su coche estalla. Areta sobrevive a la bomba que iba destinada a él, pero jamás podrá eliminar de su memoria el horror del que ha sido testigo.





The Firm (La tapadera)
Guión de Robert Towne y otros.

El ambicioso abogado Mitch McDeere (Tom Cruise) se pasa la última media hora de película escapando de los sicarios enviados por su propio bufete para liquidarle. Entre carrera y carrera, Mitch utiliza constantemente las cabinas para permanecer ilocalizable y asegurarse que todo funciona tal como él ha previsto.





Flash-back (El apartamento)
Guión de Gilles Mimouni.

Max (Vincent Cassel) cree haber reconocido por la voz a su antigua novia en la cabina telefónica de un restaurante. A Lisa (Monica Bellucci) no consigue verla, pero en la cabina se reencontrará con su fragancia y una pista que le resuelve a suspender un viaje de negocios y su boda con otra mujer para emprender la búsqueda obsesiva del gran amor de su vida.





Hitchcock recurría a menudo a las cabinas telefónicas en sus películas, y no siempre por capricho, como en "Rebeca", donde aprovecha una llamada del protagonista para hacer uno de sus recurrentes cameos, sino con propósito argumental:


Con la muerte en los talones
Guión de Ernest Lehman.

Roger Thornhill (Cary Grant) telefonea a su madre para explicarle lo que ha ocurrido (lo culpan de un asesinato), cuáles son sus intenciones (encontrar al enigmático George Kaplan) y por qué viaja en tren (en avión no tienes escapatoria si te descubren). Así el genio del suspense se asegura que el espectador no se pierde en la trama.

Otro recurso narrativo fue utilizar una cabina para reforzar el sistema de imagen:

Los pájaros
Guión de Evan Hunter

Durante el virulento ataque de los cuervos a Bodega Bay, Melanie Daniels (Tippi Hedren) encuentra refugio en una cabina. Desde su interior observa aterrada cómo las enloquecidas aves se ceban con los ciudadanos y provocan el caos... En su mítica charla con Truffaut, Hitchcock confesó que su intención al meter a la actriz allí dentro fue transmitir la sensación de estar atrapada en una jaula como un pájaro.


0 perplejos apuntes: